Este jueves 1 de junio, a las 20.30, os invitamos a la inauguración de ‘Frecuencias’, que recoge la obra más reciente de Alexandra Fernández. La exposición continuará en la galería hasta el 15 de julio.

‘No es casual que Alexandra Fernández cree arte cinético. Arquitecta y directora artística, domina la perspectiva, la mirada del espectador, el ritmo del fotograma.
 
Así como las obras del artista venezolano- como en parte lo es la artista- Jesús Soto invitan a ser penetradas provocando en nosotros su movimiento y descubriéndonos, según el manifiesto realista o constructivista, las sensaciones funcionales del arte; las obras de Alexandra Fernández, sugerentes, casi provocadoras, nos animan a movernos a uno y otro lado para descubrirse cambiantes, provocando esa mágica dualidad casi oximorónica de la dinámica estática.
 
El luminoso estudio de Alexandra rebosa – en perfecto orden- de patrones de colores y texturas, papeles apilados por tonalidades, tiras en formación militar organizados por tamaños, cartones de diversos grosores con crípticos códigos métricos, finas chapas de madera… Ellos conformarán las notas y los pentagramas, los sonidos y los silencios de su obra.
 
Los cartones se pliegan generando dos, tres, infinitos planos y doble planos, que como ventanas y paisajes emocionales deconstruidos, evocan nuestra infancia de los juegos de cortinas de cadenas y la fascinación por aquellas imágenes estereoscópicas que no dejábamos de mover para sorprendernos, según el ángulo de nuestra mirada, con dos imágenes diferentes. La tercera dimensión, el efecto del color y las perspectivas, las formas en contorsión de madera que evocan a Julio le Parc, todo ello, juega con nuestra mirada en la obra de Alexandra, y vibra en frecuencia armónica regalándonos, en cada una de nuestras posiciones, una obra nueva.
 
El término acuñado por Gabo y Pevsner del griego Kinetikos (movimiento), el cinetismo de los 50-70, no fue una moda pasajera; en Alexandra Fernández se actualiza para seguir seduciendo y sorprendiendo nuestra mirada en los límites entre el arte y la magia.’
Valle García

Obras