Sekone comienza a pintar grafitti en 1996 en Vilagarcía. Actualmente reside en A Coruña donde se trasladó para cursar estudios de ilustración y gráfica publicitaria. Después de varios años trabajando como diseñador en el sector textil, Sekone retoma con fuerza su carrera artística participando en numerosas intervenciones de arte en la calle, al tiempo que participa en exposiciones individuales y colectivas, e imparte talleres de arte urbano. Sus últimas exposiciones han sido las individuales Ni sí ni no ni blanco ni negro (2014), en la Sala Municipal de Exposiciones Salvador de Madariaga (A Coruña) y Qué está pasando (2015) en la galería Monty4 (A Coruña) y la colectiva Somos mar (2015), en la sala de exposiciones Palexco, dentro del Festival Mar de Mares.

Obra