El inclasificable artista norteamericano Bruce Nauman expone desde el 18 de junio Estancias, cuerpos, palabras en el Museo Picasso de Málaga.

Tras 25 años esta es la mayor retrospectiva mostrada en España con un total de 87 obras entre las que se incluyen dibujos, esculturas, fotografías, neones, serigrafías y vídeos. Para Nauman contemplar y crear arte se basa en: “hacer cosas que no quieres hacer especialmente, ponerte en situaciones desconocidas, seguir resistencias para descubrir porqué te resistes”. También tiene un gran interés en contraponer las funciones descriptivas y metafóricas del lenguaje, siempre haciendo que el espectador sea una parte activa de la obra como en Presión corporal (Body Pressure, 1974), que invita al asistente a la exposición a ser un performer siguiendo las instrucciones de un texto que desafía a los participantes a pensar en las limitaciones de sus propios cuerpos y a viajar más allá de estas restricciones en sus mentes.

Mediante el empleo de varios materiales y diversas formas de afrontar el trabajo demuestra como las experiencias cambiantes del espacio, lenguaje o el tiempo están en constante desequilibrio para entender nuestro posicionamiento en el mundo. Nauman escribió en 1967 la frase en un neón: “El artista verdadero ayuda al mundo revelando verdades místicas”, y esta ha sido su máxima para ofrecer una obra heterogénea con una forma de expresarse singular y que trasciende a las ideologías. Ejemplos como Maqueta para habitación con mi alma afuera, habitación a la que le da igual (Model for Room with My Soul Left Out, Room That Does Not Care, 1984), muestra una desoladora forma de existencia influido, quizás, por el escritor Samuel Beckett, o el bucle de neón Doble dedo en el ojo II (Double Poke in the Eye II, 1985), generando un ciclo de violencia que no se detiene ni intensifica. La exposición permanecerá abierta al público hasta el 1 de septiembre.